¿Y quién soy yo sino el reflejo de tus anhelos, miedos, desesperanzas, ilusiones y deseos?

¿Tu lado oscuro más incierto y la calidez de tu bondad más luminosa?

Dime alma mía, ¿quién soy yo sino tú?

Deja un comentario


*